• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7

Valle del Río Traful

Un lugar donde la naturaleza fue perfecta en diseño y aspecto

Caprichosas formaciones  de un pasado tumultuoso.

Altas cumbres, picos tallados por la erosión del viento y los hielos,  laderas verticales que caen a pique,  el contraste de las verdes  coníferascon las azules y transparentes aguas del rio. El aroma tan particular del  bosque sombrío y húmedo del otoño. El silencio tan especial en los pooles superiores. Algunas veces,la pesca no lo es todo.

Definitivamente si uno es algo sensible a la naturaleza, todo esto puede afectar nuestros sentidos, llegando a dejarla pesca (por momentos) en segundo plano.

Era  domingo de pascuas, nos encontramos con Pablo Saracco en la estancia arroyo verde para terminar de cerrar el último capítulo de una filmación del lugar.

Por la noche, a la hora de compartir la cena con la familia Larriviere, Meme nos relataría  de manera impecable el origen de los nombres de los pools de este mítico río. La historia de este lugar es increíble, y  parece ser que las primeras moscas que tocaron aguas patagónicas fueron mojadas aquí.

Es un día raro, con un cielo gris. Comienza a lloviznar y la coloración del agua  cambio repentinamente, pasando de la transparencia total, a un color turquesa lechoso. Es lo que sucede cuando llueve más arriba en la montaña y el río minero aporta sus sedimentos alTraful. Es la ceniza que aún permanece de años anteriores.

Comienzo pescando la zona del pool  llamado "el 4". El río subió unos 20 cm. Desde la última vez que había estado pescando en marzo. El nivel del agua era óptimo. Hacia 45 minutos que venía cubriendo  el agua en forma prolija... y nada. El río parece estar muerto, pero en cada cast... las expectativas  aumentaban.

Este rio es tan especial como impredecible, a veces nos puede humillar durantedías, y al día siguiente la cosa puede cambiar repentinamente.

El Traful no es un río con muchos peces. Todo aquel que visite este lugar con las expectativas de sacar varios pescados sin duda estará en el lugar equivocado,pero vale la pena aceptar el desafío. La experienciade pescar estas aguas va mas allá.

Por la tarde, decidimos con Pablo dejar lo de la filmación para el día siguiente, ya que las condiciones de luz y la lluvia no ayudan para nada.

Me encuentro en un sector del rio un tanto incómodo para  pescar. Los sauces cada vez son mas densos, y el único modo de pescar este enmarañado sector es mediante roll cast. El l rio se torna angosto,profundo yla corriente es fuerte. Intento moverme con cuidado para no ir directamente al agua, no quiero delatar mi presenciaante algún supuesto pez, pero los grandes "boulders" no me la están haciendo  fácil.

A pesar de la dificultad que presenta este tramo, me las arreglo para lograr buenos tiros y logro colocar la mosca en lugares puntales. Estoy en situación de pesca, no veo la mosca por la turbidez del agua, pero sé que viene haciendo recorridos casi perfectos. Estoy llegando a un pequeño spot  donde el agua pierde algo de velocidad. Me Imagino el lugar como una buena zona  de descanso para una marrón migratoria (¡estamos en época!). Repito el tiro una vez  más para que mi mosca esta vez pase más cerca de una gran roca, que se encuentra en lo profundo de la margen de enfrente. La mosca viene haciendo  una deriva perfecta.Imprimí unos toques sugestivos con la puntera de la caña para que el  Intruder hiciera gala de su dote. Pero esta vez la línea se frenó. No estaba seguro, pero presentía que no se trataba de  un enganche en la piedra. Afirmo, e inmediatamentese tensa la línea de una manera diferente.

Estos son los momentos donde un pescador serio pasa por un sentimiento muy difícil de explicar. Es cuando se da cuenta que está en problemas, y tiene muy poco tiempo para resolverlos.

Mi vieja caña Sage SP se arquea como nunca lo hizo en su vida! Solo puedo meter presión desde el Butt. El resto de la caña permanece  totalmente fondeado. Sé que del otro lado tengo prendido algo  muy importante, pero mi oponente no se deja ver tan fácilmente y mi ansiedad va en aumento. No puedo verlo. La pelea  se torna cada vez más pesada, y el pez se mueve poco. Eso me confirma que se trata de  una marrón de importante calibre.

La trucha intento un salto pera soltarse. Es muy grande y solo puede revolcarse un poco en la superficie. Ahora tenía una idea más clara de lo que tenia  prendido (pero no lo suficiente) hasta que momentos más tardelogro verla un poco más de cerca. Inmediatamente me doy cuenta que voy a  estar en serios problemas. Mire el "bank" aguas abajo y veo que va a ser imposible poderladearla. No tengo ni un mísero metro de playa para poder hacerlo. Trato de arrimarel colosal pez, pero  este me ve, sabe que está en peligro y se va aguas abajo. Lo seguí.

De reojo miré lo que venía, y veo que estoy cerca de un gran rápido. El que ahora está en problemas soy yo. Intento frenarlo pero el pez hace lo que quiere, prácticamente no tengo control sobre él. Un sentimiento de angustia y ansiedad me invaden, sé que no me puedo equivocar. Estos son los momentos más críticos. No puedo perder la concentración, mucho menos la calma.

La marrones grandes  son impredecibles y complejas en la pelea. Con estos peces unmínimoerror se paga muy caro, pero sé que de a poco se está cansando. Con algo de corriente a favor y de apoco logro controlarla. Con  mucha paciencia  consigo llevarlo a una minúscula playita que se encuentra justo antes de la cabeza del rápido. Me pregunto cuánto más aguantara el tippet, o cuanto más durara el anzuelo clavado en su boca. Finalmente consigo vararlo.

Contemplo el pez por unos segundos.No puedo creer el tamaño que tiene! La emoción es tan grande que estoy a punto de quebrarme. La ecuación pez / tamaño de rio, no se condecían!

Definitivamente, a veces hay que tener una dosis de suerte, tan solo unos metros másy el rápido hubiera marcado el fin de la historia.

Sujetándolo de la cola, lo coloque enfrentado a la corriente para que se recuperara, mientras tanto busco ubicar mi cámara sobre una roca que se encuentra en el agua, pero en ese preciso momento el pez comienza a sacudirse de manera intratable. Intento sujetarlo pero me gana la pulseada. Por suerte aun no le había sacado la mosca! Otra vez volver a empezar. Es un gladiador, pero no la dejo pensar. Da una última corrida intentando meterse en el rápido que ya se encuentra a escasos metros. Pongo toda la presión que puedo... ylogro darlo vuelta. Ya la tengo nuevamente sujetado de la cola, y en ese preciso momento veo llegar a Pablo y podemos hacer la foto.

A veces pensamos que toda época pasada fue mejor. Esa noche, mientras el sueño de apoco me iba ganando la partida, me quedo pensando en mi suerte de haber encontrado y conectado un pez de 37 pulgadas! ...sin dudas, un dinosaurio vivo para este río.


Vivimos en una época en donde el hombre, en su efímera existencia en la historia del planeta, pareciera empecinarse en destruir toda obra de arte que la naturaleza demoro millones de años en crear.

El Río Traful es uno de esos pocos lugares que aún permanecen inalterables al tiempo y a la mano del hombre.

Ojala permanezca así por siempre!