La parte media del Río Limay comienza aguas abajo de la represa de Pichi Picun Leufu. Muy cerca del pequeño pueblo de Piedra del Aguila, (a 230 km. Desde San Martín de los Andes.) El Limay es el río más grande y extenso de Patagonia norte. Sólo este tramo (Limay medio) tiene una extensión de 100 km. desde la represa de PPL, hasta el lago Exequiel Ramos Mejía, donde vuelca sus aguas.

Atravesando una estepa semidesértica, este gran río de cristalinas aguas tiene un encanto muy particular. Largas correderas, profundos pools, flats y runs son los sitios ideales para dar con grandes marrones migratorias que elijen estos spots como lugares de sostén / desoves / alimentación y sostén.

En este tipo de aguas tan grandes, flotar resultar ser la mejor opción para pescar tramos y áreas que, mediante el vadeo, estaríamos limitados. Cubriendo así amplios sectores que van desde los 10, a los 17 km. Durante el día de pesca.

Este río es bastante técnico, y no es el sitio recomendado para principiantes. Tratar de engañar truchas marrones de entre 4 y 6 kilos... no es tarea fácil. Castear largo durante horas y horas, con un equipo 8, con grandes moscas y pesadas líneas... puede llegar a fatigarnos. Pero si aceptamos el desafío, la recompensa puede ser grande!

Minnows, pejerreyes y pancoras son la dieta principal de estos grandes peces y, por lo general, todas las variantes que puedan imitar a estos organismos dan buenos resultados. Cañas 8 / 9, reeles con buena capacidad de backing y frenos confiables es lo recomendado para medirnos con estos potentes peces.

Las imitaciones de caddis, mayflies, stoneflies, pupas y stillborns son una buena opción para las selectivas arco iris que habitan estas aguas.

Los equipos para esta técnica pueden ir desde un 4, a un 5 y 6. Esta resulta ser una buena opción para ir alternando con la otra pesca... sobre todo en días de buenas eclosiones.